20 de noviembre de 2011

ABUELOS Y NIETOS


Hace unos días he sido abuela por segunda vez.
Cuando nace el primer nieto sientes un sin fin de emociones, una inmensa alegría junto con la novedad de vivir la experiencia de ser abuela por primera vez.
Cuando llega el segundo las emociones son las mismas pero con la seguridad de saber los días de felicidad que se irán sucediendo durante la etapa de su crecimiento como los ya vividos con el primero. Cuando empiece a llamarte abuela y te de el primer abrazo, cuando te pide que no te vayas tan pronto o que no tardes tanto en volver porque te echa de menos.
Según ellos van creciendo, te vienen a la memoria momentos idénticos a los vividos cuando nacían tus propios hijos.
Retrocedes tanto en el tiempo que incluso alguna vez sin quererlo le llamas por el nombre de su padre creyéndote que sigue siendo aquel niño que no creció, hasta te confundes y le dices, ¡ve con papa! cuando en realidad lo que quieres es referirte al abuelo.
Nos sentimos como si los años no hubiesen pasado ¿será por eso que todos decimos que los nietos rejuvenecen?
Otros dicen que a los nietos se les quiere más que a los hijos. ¡Una expresión con la que no estoy de acuerdo! El cariño puede ser tan intenso o igual al que sentimos por nuestros hijos, pero no creo que pueda ser mayor, solo que ahora lo estamos viviendo de nuevo y esta mas cercano.
A los nietos podemos dedicarles mas tiempo de juegos, el rato que estamos con ellos es solo para darle cariño y mimos, les damos aquello que quizás a los hijos no pudimos darle, los besos que al crecer el hijo se pudieron quedar rezagados, los recuperas besando a su hijo. Es como volver a tenerlo en brazos y recibir de nuevo aquellas tiernas sonrisas que habían quedado en el olvido.
En definitiva el amor a los nietos es distinto al experimentado con los hijos.
Los nietos son una inyección de vida para los abuelos y nada más relajante para un abuelo que los besos y abrazos de un nieto.
Ahora bien al igual que existen cursillos para padres ¿Porque no los habrá también para abuelos? Se da por entendido que la abuela por su edad y experiencia lo tiene que saber todo, nada mas lejos de la realidad, las generaciones de padres e hijos son diferentes y por lo tanto cambia la forma de criar y educar a un niño.
Son los padres los que ahora deben tomar las decisiones para educar a sus propios hijos.
Los abuelos tenemos que respetar el rol de los padres aunque nos cueste, pero también algunos hijos piensan que es obligación de los abuelos abandonar su vida para dedicarse por completo a los nietos cuando los padres tienen que cumplir otras obligaciones.
Los abuelos no estamos para educar sino para dar cariño.